El más grande impedimiento de un Equipo Scrum

Hace unos días me topé con una frase que a pesar de su simpleza, me sumergió en un mar de cuestionamientos y reflexiones: “el mayor impedimento de un Scrum Master, es un Scrum Master”.  Inmediatamente, no pude evitar hacer una escala de esta frase hacia un ámbito más general: “El mayor impedimento de uno mismo, es uno mismo”. Si estamos en un contexto de agilidad, tenemos roles muy puntuales, de los cuales depende el éxito de un proyecto en términos de eficiencia y de valor. Cada rol cumple una función importante, pero cada rol en sí mismo sugiere un reto personal más allá del reto a nivel de cooperación en equipo. Tal como una lucha entre el lado oscuro y la fuerza interior.

Como parte del equipo desarrollador, por ejemplo, buscamos ser proactivos, auto organizados, multifuncional y todas esas características que debe ser inherente a  un equipo de desarrollo que se llame de alto desempeño. Sin embargo, luchamos día a día contra nosotros mismos: nuestras preocupaciones personales, miedo al fracaso, autocensura para dar ideas, prácticas que nos cuesta dejar y que no dan un buen resultado pero las usamos porque “así nos enseñaron”, etc. Es una lucha diaria (y más aún si empezamos con esto de la agilidad) competir contra nuestro yo tradicional para conseguir una mejor versión de nosotros mismos en pro del equipo.  Ser ágil no es una forma de trabajo si no una forma de vida.

Considero importante esta batalla interna y que seamos conscientes de ello, ya que llegar a ser ágil es un tema de consistencia y, por qué no, persistencia. Es muy fácil seguir la corriente del entorno social que nos rodea; veámoslo en actitudes como botar basura en el piso, no ceder el paso al otro, no tolerar ciertas opiniones, cruzar el semáforo en rojo; y en plano organizacional, veamos cómo seguimos aplicando prácticas en ámbitos totalmente inadecuados.

Así también, como Product Owner,  tenemos la difícil misión de luchar contra nuestros propios intereses para buscar el interés y el beneficio del producto. Esto significa priorizar en términos de valor y no por el gusto personal, e interactuar con la mejor disposición, respeto, tolerancia y paciencia con usuarios e interesados. Por otro lado, buscamos mayor celeridad a las decisiones y resultados, y cuando mantenemos conversaciones por mucho tiempo, las sentimos inútiles. Para ello, es importante, no solo priorizar valor, sino habilidades interpersonales al momento de comunicar. Debemos mantener empatía y generar confianza en quienes comunicamos. Dejar de ocultar estrategias y ser lo más tránsparentes que podamos.

Como Scrum Master, nos toca pensar más en los demás que en uno mismo. Tal como lo haría un agente de servicio en un restaurante. Todo aquello que impida que nuestros “clientes” puedan realizar la acción de comer debe ser removida. Consideremos que el restaurante, es la confianza  que brindamos y nuestra misión es conseguir que nos visiten diariamente o con mayor frecuencia.  Es decir, en la medida que generemos confianza en los demás por medio de nuestra actitud servicial, será más fácil conocer aquello que al equipo le sea difícil expresar. Para ello, debemos preocuparnos mucho menos de nuestra capacidad de dirigir y gestionar. No podemos gestionar personas sin dejar de ser egoístas y desconfiados. La capacidad de dirección disfraza mucha desconfianza y egoísmo por no querer que el equipo sea el que consiga los resultados. Es una tarea diaria mejorar en nuestras habilidades blandas, sobre todo en el plano comunicativo, que es lo que más cuenta conseguir. En un mundo con muchas distracciones, escuchar es una misión casi imposible.

Finalmente, a quienes nos toca interactuar con estas personas, tenemos una tarea igual de compleja: comprender y confiar. Comprender que están haciendo las cosas de una forma diferente y confiar en que el nivel de madurez que obtendrán, tendrá siempre una curva ascendente. Interiorizar la agilidad es una tarea de toda la organización y más aún en los líderes que las impulsan (desde arriba).

Please follow and like us:
0

Leave a comment

Hey, so you decided to leave a comment! That's great. Just fill in the required fields and hit submit. Note that your comment will need to be reviewed before its published.